full screen background image
Últimas notícias

Dilma: “El Proceso Del Golpe Que Comenzó Con El Impeachment Es Un Fracaso Político”


Los desafíos de la elección presidencial brasileña de 2018 fue uno de los temas centrales de la conversación que Brasil de Fato tuvo con la ex presidenta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores). El lugar del encuentro con la ex mandataria es emblemático para el momento que se vive en el país, pues representa resistencia.

Espacio de formación de militantes populares de Brasil y del mundo, la Escuela Nacional Florestan Fernandes, del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), recibió a Dilma, este lunes (11), para un desayuno y un paseo por las estructuras del proyecto.

Con un tono enfático, Dilma defendió la profundización de la democracia en Brasil y cree que el camino para eso es elegir presidente a Lula.

“Lula significa el único chance de frenar el golpe y reconstruir la democracia en nuestro país. Este es el gobierno que nosotros queremos. Un gobierno que radicalice la democracia”, afirmó.

Lea la entrevista:

Brasil de Fato: Presidenta, en su opinión, ¿cuál es el papel de los movimientos populares en elecciones como las que tendremos en este año?

Dilma Rousseff: Creo que en estas elecciones los movimientos populares tendrán aún más importancia. Incluso considerando que en aquella elección ellos ya tuvieron una importancia decisiva, estratégica, porque nos ayudaron a decidir la elección, creo que hoy tienen una importancia aún mayor.

No teníamos una amenaza abierta a la democracia. Tampoco teníamos un conflicto tan tenso como el que tenemos hoy. Cuando se tiene un conflicto exasperado, no podemos permitir que eso se transforme en alimento de la derecha y del fascismo, porque la gente en Brasil está perdiendo la esperanza.

Somos nosotros los que tenemos que decir: no, ¡la esperanza resiste! Y la esperanza significa apostar por Brasil, en una radicalización democrática.

¿Y cuales son las cuestiones que se necesita debatir con la sociedad en este momento?

Esta vez, la agenda pasa claramente por la cuestión de la democratización de los medios [de comunicación], que forma parte de la radicalización de la democracia. No es simplemente el acceso a medios diversos y plurales, es también combatir la oligopolización, el cartel de medios que existe en Brasil.


Publicidade